Por Sandra Corcuera-Santamaría *

El uso de blockchain a pequeña escala puede generar un impacto enorme. Un ejemplo de esto es el trabajo realizado con cuatro organismos aduaneros de América Latina y el Caribe.

Primero veamos algunos antecedentes sobre esta tecnología. Blockchain puede ayudarnos a confiar en la información que se nos brinda. Saber que los datos son reales y no han sido manipulados es fundamental en todos los ámbitos, desde el etiquetado de los alimentos hasta las transacciones financieras.

Blockchain es la evolución digital de los registros que se utilizaban para contabilizar las transacciones en Mesopotamia, hace más de 7.000 años. A diferencia de la arcilla, el papiro o el papel, los registros en blockchain son seguros y pueden compartirse, replicarse y actualizarse desde distintos lugares, casi en tiempo real. Una tecnología que abre nuevas oportunidades para la colaboración entre pares.

El comercio encaja de manera natural con blockchain porque es rico en intercambios transfronterizos de información, desde conocimientos de embarque hasta las cartas de crédito y los certificados de origen. Las administraciones aduaneras son los puntos neurálgicos de este flujo de información sobre el que se sustentan nuestras redes de cadenas de valor.

Para facilitar el comercio y combatir el contrabando y el lavado de dinero de manera más efectiva, los organismos aduaneros necesitan saber cuáles de los actores involucrados en la cadena de suministro global —importadores, exportadores, transportistas, agentes aduaneros y operadores de bodegas— son confiables para gozar de trámites ágiles y cuáles deben estar sujetos a más escrutinio.

Operadores Económicos Autorizados

En 2005, la Organización Mundial de Aduanas ideó un marco para identificar a los actores confiables y seguros, conocidos como Operadores Económicos Autorizados (OEA). Casi 80 países han compilado listas de entidades que están certificadas para cumplir con los estándares OEA.

Para que el sistema funcione, las administraciones aduaneras necesitan compartir sus listas de OEA con sus agencias homólogas. De lo contrario, un exportador recibiría un tratamiento expedito en un lado de la frontera, pero no en el otro.

El uso compartido de estas listas se conoce como acuerdos de reconocimiento mutuo o ARM. Hasta ahora se han firmado sesenta ARM y se están negociando otros cuarenta.

Estos acuerdos pueden ser bilaterales o multilaterales, como en el caso de las administraciones aduaneras de los países miembros de la Alianza del Pacífico: Colombia, Chile, México y Perú. Por ejemplo, para un exportador peruano que realiza envíos hacia México, contar con un ARM puede hacer la diferencia entre esperar en el puerto durante horas o durante días.

El problema es que las listas de OEA cambian al ser agregados o eliminados nuevos operadores. Para informar de estos cambios, los oficiales en cada administración aduanera envían por correo electrónico un archivo de Excel que contiene los datos de sus respectivos OEA. Esto suele suceder una vez al mes.

Los datos se incorporan a los sistemas de gestión de riesgos. Hay limitaciones obvias en esta configuración: los sistemas de correos electrónicos no son del todo seguros y la información de las entidades que son agregadas o suspendidas de las listas de OEA puede llegar con cierto retraso a las agencias de aduanas.

CADENA, blockchain para un comercio más seguro

Es aquí donde entra en juego blockchain. Para generar un sistema seguro de intercambio de datos, en el Sector de Integración y Comercio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) hemos liderado un proyecto piloto desde 2018 con funcionarios de los programas de OEA y especialistas en tecnologías de la información de México, Perú, Chile y Costa Rica, en colaboración con Microsoft. 

Con el nombre de CADENA, el programa tiene como objetivo desarrollar las funcionalidades de negocio y la arquitectura tecnológica de una aplicación basada en blockchain. La idea de esta solución es que cada transacción sea segura y esté protegida por un registro de auditoría inmutable.

Los bienes exportados por un OEA podrían recibir trato preferencial con menos inspecciones en el país importador una vez que el exportador haya obtenido la certificación de OEA en su país de origen. CADENA trabaja en tiempo real, reduciendo la burocracia y aumentando la transparencia y la confianza.

La solución tomó siete meses desde el concepto inicial hasta el diseño y, actualmente, está en la etapa final de la fase de pruebas. Ésta ha demostrado ser una herramienta adecuada y eficiente para compartir datos de un país a otro.

Alianzas con LAC-Chain

Al igual que en otros proyectos tecnológicos, en este piloto han surgido algunos desafíos. Éstos incluyen:

  • Actualización de los marcos regulatorios 
  • Abordaje de aspectos de la gobernanza
  • Integración con otros sistemas de administración aduanera 
  • Construcción de la arquitectura tecnológica adecuada para proteger la privacidad de los datos
  • Escalabilidad

Estos restos los estamos abordando en la segunda fase de CADENA, actualmente en proceso de diseño, en colaboración con LAC-Chain, una alianza para impulsar del uso de blockchain en América Latina y el Caribe lanzada en 2018 por el BIDLab y varios socios tecnológicos clave.

Somos optimistas respecto a la ampliación de nuestro proyecto piloto. Colombia acaba de unirse a la iniciativa y estamos en conversaciones con otros países para que se unan a CADENA. Lo ideal sería que cada administración aduanera de América Latina y el Caribe y de otros países se una a un sistema de intercambio de información basado en blockchain.

Los exportadores e importadores verían sus bienes procesados más rápido en las fronteras y puertos. Las aduanas podrían concentrar sus recursos escasos en los operadores no certificados. 

Esto no eliminará el lavado de dinero y el contrabando a través del comercio, pero hará más difícil llevar a cabo esas actividades.

* Sandra Corcuera-Santamaría es especialista en aduanas y comercio del Banco Interamericano de Desarrollo en Washington DC.

Descubre este y otros interesantes artículos en el #11 del Magazine  #ÁGORA: 

RetosyOportunidades

#Decentralized #Cultural #Magazine

También disponible su versión impresa

👇🏻

revista@agorachain.org