Madrid acogió el pasado 14 de septiembre la Tech Party 2019, un evento que reunió a varios centenares de hackers, cripto-entusiastas y amantes de la tecnología en un escenario incomparable: La Nave de Madrid, situada en la antigua fábrica de ascensores Boetticher, en el barrio de Villaverde.

Como no podía ser menos, ÁGORA estuvo allí, y los asistentes pudieron disfrutar en primicia de la undécima edición de la revista, recién salida del horno. También se desplazaron hasta el lugar tres de sus miembros: Esteve Serra Clavera (ingeniero de Telecomunicaciones), Antonio Sánchez (embajador de Cardano en España) e Igor Domsac (director de tuCriptomoneda), quienes respondieron con amabilidad las demandas de aquellos amigos y curiosos que se acercaron a preguntar. Y echamos de menos a Mike Phicc, a quien finalmente los compromisos familiares le impidieron asistir.

Esteve Serra, coordinador de la revista, presidiendo el stand de ÁGORA.

Viejas y nuevas amistades

Muchos fueron los amigos, conocidos y simpatizantes que se pasaron por allí e intercambiaron palabras, opiniones o sonrisas. Flanqueados por proyectos de la talla de Bitcobie, Cardano y Bitcoin SV, tuvimos la suerte de charlar con profesionales de la talla de Álex Casas (blockchain4Humanity), Covadonga Fernández (directora de Blockchain Media), Ramón Quesada (ex coordinador de la revista CoinTelegraph en español), Enrique Aznar (quien adquirió los tres números de la revista), Luis Carlos García (responsable del capítulo dedicado a las tecnologias blockchain en el libro Blockchain: la revolución industrial de Internet, coordinado por Álex Preukschat, quien también participó en el encuentro), Alfredo Mancera (director de marketing en Bit2Me), Antonio Alarcón, Álvaro Cobarro, Carlos Andreu, Juan Antonio Lleó, Javier Domínguez, Íñigo Molero, Pedro Romero, Jesús Pérez (responsable de Cryptoplaza, un espacio de coworking en la ciudad de Madrid), y un sinfín de personalidades y freakies de la tecnología que, para no agobiar a nuestros lectores, nos dejaremos en el tintero.

Más de treinta comunidades y amigos patrocinadores hicieron posible este peculiar evento. En él se presentaron temas relacionados con el uso inteligente y social de los avances técnicos generados por universidades y comunidades tecnológicas. Desde cómo programar contratos inteligentes hasta cómo montar un nodo de Cardano.

Una agenda muy variada

La fiesta de la tecnología contó con una agenda diversa y variada, abarcando temas de vital importancia que pueden determinar el diseño de nuestro futuro como especie, habiendo de elegir entre un mundo distópico u otro basado en la utopía. Todos los temas fueron abordados por especialistas provenientes del mundo académico y las diferentes comunidades tecnológicas, con el firme propósito de compartir el conocimiento y estimular el pensamiento crítico.

Un total de 91 ponentes impartieron diferentes talleres y ponencias sobre los siguientes ámbitos del conocimiento:

  • Hacking, hacktivismo, ciberseguridad, OT, inteligencia artificial.
  • Programación, programación funcional y cuántica, hardware libre.
  • Energías renovables, economías transparentes y sociales.
  • Reciclaje tecnológico, inteligencia y contrainteligencia.
  • Blockchain, Linux InstallParty, CTF, Hack-a-thons, Hack Art.

Desde Rod Soto o Adán Sánchez hasta Isabella Galeano o Paula de la Hoz, resulta ciertamente difícil concentrar tantos profesionales tecnológicos, de la talla de los congregados, en un mismo recinto. A modo de crítica constructiva, un programa claro con los títulos y horarios de las actividades, y que éstas se encontraran menos dispersas, habría facilitado las cosas a los asistentes, que en ocasiones se sentían perdidos ante la avalancha de propuestas simultáneas.

Por lo demás, fue un auténtico placer participar y colaborar con la difusión y el conocimiento de estas potentes herramientas, por lo que desde aquí trasladamos nuestra enhorabuena a los organizadores. ¡Muchas gracias, os lo habéis currado a tope! El año que viene más, y mejor…

Panorámica de La Nave de Madrid durante el encuentro.