Con el presente artículo inauguramos una nueva sección en el blog de ÁGORA. Se trata de «MetaNews: las noticias de Metanet». En ella, iremos contando a nuestros lectores toda la información relevante sobre los nuevos proyectos desarrollados en la cadena de bloques de Bitcoin SV. BSV es la única criptomoneda que mantiene el protocolo original de Bitcoin, cumpliendo con la visión que tenía Satoshi Nakamoto de aumentar gradualmente el tamaño de los bloques para solucionar los problemas de escalabilidad.

El sueño de Satoshi, que originalmente bautizó como Blacknet, era convertir Internet en una red de intercambio de valor entre iguales. La blockchain constituye un gran libro de contabilidad, una fuente de verdad que no puede mentir. Por ello, Metanet nace para reemplazar a Internet, que se convertiría en una cadena lateral de la red.

«Esto es de lo que Bitcoin realmente trata. Bitcoin es una red de valor, una forma global de abrir el comercio. Bitcoin está ahí para crear la próxima ola de comercio global», aseguraba su creador.

ClassifiedSV

¿Quieres contratar a un trabajador freelance, vender tu colección de libros, comprar un vehículo o anunciar eventos, productos o servicios? Metanet ya ofrece una nueva plataforma que facilita los intercambios entre particulares. ClassifiedSV usa el potencial de Bitcoin SV (BSV) para crear un lugar donde comprar y vender bienes y servicios, promover eventos y mucho más.

Según su página web, se trata de «un tablón de anuncios clasificados inspirado en Metanet donde los usuarios pueden comprar, vender y comerciar». La plataforma, que se lanzó el mes pasado, constituye un mercado para la compra y venta de bienes, soporte técnico, servicios creativos, anuncios de eventos, inmobiliaria y mucho más. Debido a que utiliza BSV como moneda, supone un verdadero mercado global que puede conectar a individuos de cualquier parte del mundo.

Tres nuevas aplicaciones

Por su parte, en el segundo hackatón oficial de Bitcoin SV (BSV) se seleccionaron tres proyectos que viajarán a la conferencia de CoinGeek en Seúl: BitQ&A, Codugh y Hive.

BitQ&A es una aplicación de preguntas y respuestas. Los usuarios pueden hacer cualquier pregunta para la que necesiten respuestas, y otros usuarios pueden ser recompensados respondiendo a esas preguntas con respuestas sustanciosas.

Monetizar las APIs era el objetivo de Codugh. El equipo detrás de ese proyecto quería usar las capacidades de Bitcoin SV para permitir a los consumidores gastar una pequeña cantidad de BSV cada vez que hicieran una llamada a la API. Esto ayuda a monetizar el sistema, que resulta difícil de monetizar, e incentiva a los desarrolladores a crear plataformas de API útiles.

Por último, Hive permite a los usuarios construir panales de conocimiento, y luego apuntar a otros pedacitos de conocimiento y adherirse a ellos. El resultado es una amplia gama de conocimientos, a la espera de que los usuarios salten y naveguen.

España no se queda atrás

También en España crece el interés por desarrollar soluciones sobre la cadena de bloques de Bitcoin SV. De hecho, el último fin de semana de agosto se celebró, en la provincia de Barcelona, la primera mini hackatón de BSV en español. Organizada por Bitcoinˢᵛ Valencia, con el patrocinio de Lecrintech y la Bitcoin Association, el evento congregó a una decena de desarrolladores interesados en construir sobre la blockchain del Bitcoin original.

El resultado fue Pay4Use, una aplicación IoT basada en la blockchain de Bitcoin Satoshi Vision. Pay4Use constituye un servicio de activación de dispositivos hardware a través de blockchain. Por ejemplo, mediante un micropago en BSV, se puede encender la iluminación de una piscina. Dicho consumidor accede a la web de Pay4Use y decide contratar la iluminación por el tiempo que estime oportuno. Desde la página, se envía una petición de encendido junto con el pago. La petición final se realiza desde la cuenta personal del usuario en MoneyButton, de manera que le queda constancia en su histórico de transacciones personales.

Micropagos con tarifas mínimas

Todas estas soluciones son posibles gracias a que la cadena de bloques de Bitcoin SV escala sin límites. A medida que el tamaño de los bloques sigue aumentando, independientemente de la cantidad de tráfico que circule por la cadena de bloques de BSV, las tarifas de transacción se mantienen increíblemente bajas. Esto permite que las aplicaciones puedan crear con facilidad servicios de micropago, donde los usuarios y plataformas pueden solicitar un pago razonable por sus contenidos y servicios.

Además, según Jaime Sánchez, «el roadmap de BSV sigue la hoja de ruta de Bitcoin: con paymail (el servicio de naming de BSV) y SPV como extensión (simplified payment verification, ver apartado 8 del whitepaper), rescatamos de nuevo el ‘pay to IP’ mediante nombres de dominio y cerramos el círculo con la nueva implementacion de software BIP 270, que se basa en BIP 70 pero con mejoras sustanciales».

«Con esta nueva actualización, los proveedores de wallets podrán escalar mucho más rápido, haciendo posible el pago 0-conf . De cara al procesamiento de pagos por parte de servicios, se abre un abanico de funcionalidades que permiten construir todo lo necesario para las interacciones entre pares, servicios que podríamos hacer con cualquier sistema de pago pero a un coste menor, más seguro, más rápido, con blockchain y mas versátil.

Las cualidades de Bitcoin 0.1 rescatadas de nuevo en forma de un sistema más eficiente».

Jaime Sánchez

Recuperando la energía original

En definitiva, como aseguraba Christoph Bergmann en Twitter, «hay cientos de desarrolladores y cientos de proyectos, en más de seis años en crypto nunca vi un proyecto que se acercara tanto a esa energía en tan poco tiempo. Se siente como en 2013, cuando me uní a BTC. Todos entusiastas, todas las ideas bienvenidas, todos quieren cooperar y construir, todo era posible. Entonces la narrativa cambió a lo que Bitcoin no puede hacer, y la energía se desvaneció y se volvió autodestructiva… Bitcoin Cash era importante, pero no rescató la energía. Sólo cuando me uní a la comunidad de BSV poco después de la bifurcación, volví a sentirla. La energía ha vuelto y ha crecido rápidamente…».

«Un Internet en el que todas las interacciones se conviertan en microtransacciones permitirá a las empresas no hacer de sus usuarios su proyecto. Y permitirá a los usuarios ganar dinero por crear contenido de valor. Tener datos en la cadena romperá los monopolios de acceso de los grandes y atemorizantes servidores. En lugar de competir para esclavizar a más usuarios, las empresas competirán para proporcionar la mejor interfaz de usuario a los datos que el usuario realmente posee», añadía Bergmann.

________________________________________________

Donación al autor:

Colabora con el proyecto: