Apostando por la sostenibilidad con denominación de origen blockchain

Fenómenos como la globalización han llevado a las principales naciones y Estados a trabajar juntos por medio de distintas organizaciones y acuerdos internacionales para afrontar los retos desencadenados en materia social, política, económica, tecnológica y medioambiental. Retos candidatos a ser los más determinantes para el futuro de la humanidad.

La previsión general, apoyada por datos recogidos e interpretados de manera empírica por la comunidad científica, observadora del actual panorama en el que cada año los recursos son cada vez más limitados, sostiene que el ritmo establecido por esta cultura de consumo es insostenible y los daños se dirigen camino de la irreversibilidad. El más reciente llamamiento a los principales líderes gubernamentales respecto a esta cuestión procede del IPCC. Su último informe ha llegado a la opinión pública con contundencia y por ello cada vez es más común percibir en discursos y programas políticos la preocupación, en ocasiones hipócrita, que comparte la sociedad sobre este enorme problema.

En esta nueva sección estableceremos nexos en aquellos campos donde la tecnología blockchain puede jugar un papel fundamental para alcanzar mejoras muy sustanciales con las que afrontar esta situación en sectores como:

  • la energía y las cadenas de producción y distribución en el comercio internacional
  • el reciclado y sistemas de recompensas que motiven esta acción participativa
  • el seguimiento de las donaciones a ONGs ecologistas y medioambientales por medio de la transparencia
  • la huella del carbono durante el proceso de elaboración de productos, creando sistemas de reputación por medio de la cadena de bloques
  • la lucha contra el fraude de corporaciones que firmaron tratados medioambientales y afirman cumplir la ley pese a la presunta manipulación de los datos que comparten entre muchas otras

Traeremos entrevistas de primer nivel en las que hablaremos con personajes provenientes de startups que recientemente han logrado hitos importantes, cuyos proyectos están mejorando considerablemente a medida que avanzan en su roadmap y crean acuerdos con otras empresas u organizaciones, además de avanzar en sus respectivos MVPs haciendo uso de la tokenización, los contratos inteligentes, la transparencia e immutabilidad u otras características de esta tecnología.

También hablaremos de casos y proyectos en los que se ha intentado o se ha creado una farsa uniendo medio ambiente y esta tecnología, hecho que ha alimentado a las voces críticas. Es importante señalar que una de las razones del descalabro en los mercados primarios y secundarios de criptodivisas durante el año 2018 vino de la mano de la alta especulación por parte de inversores minoristas que dibujaban un potencial inexistente en torno a empresas que vendían el dogma de la infinita posibilidad de utilizar blockchain para cualquier aspecto y prometían un alto rendimiento de sus monedas o tokens a medida que avanzaran en su hoja de ruta.

El resultado ha sido la desaparición pronosticada de gran parte de ellas y el enfado de muchos inversores que, negligentemente, firmaban condiciones previas a la inversión en las que se especificaba que no podían tomar medidas en contra si las cosas iban mal en el futuro. Fuera del ámbito especulativo, mostraremos a nuestos lectores para qué y para qué no serían válidas o mejorables las soluciones que la cadena de bloques y la tokenización aportarían a la lucha contra el cambio climático y la mejora de la sostenibilidad en la sociedad de consumo.

Os esperamos con ilusión en el siguiente número de ÁGORA. ¡Bienvenidos, lectores!

Descubre este y otros interesantes artículos sobre cultura blockchain y descentralización en #ÁGORA Magazine:

Colaborar para llegar más alto