El proyecto más creativo de la cadena de bloques quiere otro paso más para abrir al mundo su plataforma. David Proto nos hablará sobre su desarrollo y todos los retos que están por llegar. Sin duda, uno de los lanzamientos más esperados por artistas, diseñadores y un largo etcétera de creadores. Bienvenidos a la nueva era de las comunidades creativas.

¿Cuál es el origen de Crea?

En el año 2015 empezamos a idear el desarrollo de lo que hoy es la red social Creary.net y Crea Network. Desde que conocimos la existencia de Bitcoin nos atrajo su solución para resolver el problema de la confianza de las redes distribuidas y se nos ocurrió adaptarla a cualquier tipo de relación entre personas y cosas para eliminar de la ecuación a los intermediarios que deciden, controlan nuestros datos y encarecen todo tipo de producción cultural. 

Y fue en ese momento cuando empezamos a gestar la idea de aplicar esta tecnología al sector de la distribución de contenidos digitales de una forma descentralizada. Lo primero que nos llamó la atención fue la solución que ofrece la cadena de bloques para certificar un registro de transacciones de manera confiable y sin organismos centralizados. Pensamos: podría ser una herramienta revolucionaria para certificar registros de derechos de autor de cualquier tipo de creación digital.

Desde ese momento, nos sumergimos completamente en el universo de esta tecnología con el objetivo de construir un nuevo protocolo para aplicaciones descentralizadas. La finalidad era y sigue siendo promover un nuevo escenario económico, creativo y tecnológico que sea más justo y más democrático en todo lo que concierne al sector de las artes y la creación de contenidos digitales en Internet. 

¿En qué tecnologías se basa Crea y por qué consideráis que el proyecto necesita una cadena de bloques propia?


Crea es una red distribuida que funciona bajo el protocolo de consenso delegated Proof of Stake (DPoS). En Crea la producción de bloques se realiza en rondas. En cada ronda se seleccionan por democracia directa 25 testigos (nodos) gracias al voto de los usuarios de la red. El objetivo principal de los testigos es crear y firmar bloques de transacciones. Veinticuatro de estos testigos son elegidos por votación y el número 25 es seleccionado de entre todos aquellos testigos que no se ubicaron entre los primeros 24. Los 25 testigos activos se barajan en cada ronda para evitar que cualquier testigo ignore constantemente los bloques producidos por el mismo testigo colocado en una posición anterior. El protocolo reparte a los testigos un 15% del total de las recompensas emitidas anualmente por el protocolo. Crea es un proyecto de código abierto que al mismo tiempo bebe de otras librerías y proyectos del ecosistema criptográfico, como Bitcoin, Graphene, Steem, Bitshare o IPFS, entre otros. 

En el universo criptográfico existen muchas cadenas de bloques distintas. Realmente una blockchain es sólo la base de datos distribuida, pero un proyecto como Bitcoin, Ethereum o Crea contiene muchos más elementos, que se engloban en lo que se conoce como un core. En nuestro caso, una de las razones principales para desarrollar nuestro propio core era poder desarrollar un ecosistema que se adaptara a las necesidades del desarrollo de redes sociales distribuidas en el sector de la creación digital y no depender de la evolución o la congestión que pudiesen sufrir otras blockchains.

Antes se os conocía como CreativeChain. ¿Por qué se decidió cambiar la denominación a Crea?

Muchas veces una marca se acaba modelando por el uso de la misma que hace su comunidad. En el caso de Crea, se convirtió en la forma abreviada de referirse al proyecto. Finalmente adaptamos este uso al nombre del proyecto y al diseño de la marca. 

¿Qué soluciones propone la cadena de bloques Crea al mundo de los creadores de contenido? 


Crea es la plataforma de creación de aplicaciones hipermedia que recompensa a creadores y curadores de contenidos digitales. El objetivo es ofrecer soluciones para desarrolladores de aplicaciones descentralizadas (dApps),instituciones culturales, artistas y profesionales en el sector de creación multimedia. Crea es una red basada en tecnologías distribuidas que promueve la emancipación de la banca tradicional, una alternativa pública y transparente a las compañías privadas de protección de derechos de autor y una alternativa justa y democrática que reemplazará los modelos convencionales de redes sociales centralizadas como Pinterest, Youtube, Instagram, etc. 

Con el lanzamiento de Crea habéis lanzado una dApp que utiliza varias de las soluciones que se integran en vuestra red. ¿Podrías explicar un poco en qué consiste la dApp de Creary?

Creary.net es una red social descentralizada donde los creativos pueden compartir su trabajo en un entorno completamente p2p. En Creary, los usuarios se benefician de las recompensas que se emiten automáticamente mediante el protocolo de la red Crea, gracias a los votos e interacciones que reciben de la comunidad a través de un sistema avanzado de gamificación que va repartiendo tokens constantemente.


Creary es también un mercado para comprar y vender contenido sin intermediarios, donde los usuarios pueden administrar sus fondos sin la intermediación de los bancos tradicionales. Además, pueden certificar sus trabajos con licencias de distribución de contenido como Creative Commons y registrarlas en la cadena de bloques como prueba de su creación.


Uno de los principales desafíos de Creary.net ha sido materializar un proyecto blockchain que sea fácil de usar y que se adapte no sólo a aquellos usuarios con conocimientos técnicos más avanzados, sino también a los recién llegados al criptouniverso. Para ello, hemos dedicado mucho tiempo a diseñar una red social con una interfaz fácil de usar, con un sistema rico en gamificación que ofrece a los usuarios una experiencia de navegación agradable y entretenida. Al mismo tiempo, funciona como una plataforma efectiva donde mostrar y promocionar el trabajo en un formato de portafolio digital.

En la práctica, y para hacerlo más fácil de entender, podríamos imaginar a alguien sin un conocimiento técnico que define a Creary como una red social dinámica como Instagram, con una interfaz inspirada en plataformas de arte digital o redes de portafolios como Behance o Dribbble, y con el ecosistema descentralizado de proyectos de blockchain como Bitcoin.

Aparte de los creadores y gestores de contenido, ¿quién es el público objetivo de Creary?

La plataforma no sólo recompensa a autores o gestores de contenidos, sino que también recompensa a los curadores del contenido, es decir, a todos los demás usuarios de la plataforma. Cuando un usuario le da un like a una publicación y ésta recibe una recompensa de la red en un periodo determinado de diez días, todos los curadores reciben un porcentaje de la recompensa total. La proporción de la distribución para los usuarios es 70% a autores y 30% a curadores. Esto incentiva a que los usuarios de la red den like y hagan más visibles los contenidos de calidad. 

¿Cómo pueden los museos, galerías y promotores de arte beneficiarse de Crea?

De múltiples maneras: al fin y al cabo, pueden usarlo para difundir y promocionar sus obras, venderlas o registrar su autenticidad. Aunque realmente el modelo de negocio de este tipo de instituciones (intermediarias) tendrá que reinventarse, ya que plataformas como Creary justamente evitan la necesidad de tener que usar este tiempo de escaparates de intermediación clásicos para promocionar, vender o distribuir sus obras.

¿Qué tipo de contenido artístico soporta la red?


De momento Creary soporta todo tipo de archivos multimedia para descarga directa, como imágenes, audios, vídeos, ebooks, software, etc. En Creary los artistas pueden crear su propio canal de distribución o marketplace y vender a cambio de tokens sus bienes digitales, ya sean fotos de stock, vectores, pistas de audio, libros electrónicos o cualquier tipo de contenido digital imaginable.

¿Cómo se puede validar la autenticidad y propiedad de las obras subidas al entorno?


Todas las interacciones, metadatos y licencias de distribución asociados a cualquier contenido se registran en la blockchain en una transacción cuyo autor ha firmado con una clave privada. Esto genera una marca de tiempo o time stamp que es imborrable y funciona como una certificación notarial, en este caso basada en una red de consenso distribuida formada por miles de personas de todo el mundo. Los archivos más grandes no pueden ser guardados en la blockchain para confirmar su autenticidad: para ellos se guarda un hash único que identifica al archivo subido a la red. Todo ello, junto a la propia identidad digital generada por el usuario que sube los contenidos, genera una prueba de autoría indiscutible. 

¿Qué usos puede llegar a tener el token CREA?

El CREA es la unidad principal de Crea Network. El resto de tokens obtendrán su valor de este activo principal. CREA es una moneda líquida, por lo que se puede comerciar con ella en las casas de cambio, enviarla a otros usuarios o directamente usarla como método de pago en la plataforma de Creary. También se puede activar en CREA Energy o intercambiar por CREA Dollars. Funciona como Bitcoin o cualquier criptomoneda.

¿Se mantendrá CREA fuera de la especulación para ser fiel valor dentro de la cadena de bloques de Crea?


Mantener una moneda distribuida fuera del mercado de oferta y demanda va en contra de la propia naturaleza de cualquier criptomoneda. Para mantener el precio más estable se ha creado el CBD o «CREA Basado en el Dólar» cuyo objetivo es intentar tener una correlación de precio con el dólar. Puede retirarse en cualquier momento por los usuarios. El ratio de conversión se calcula usando el precio en el mercado. Si el valor del CREA es de 10 céntimos, un Crea Dollar podría cambiarse por 10 CREA. Es por esto que su precio siempre intenta mantenerse estable y cercano al valor de 1 dólar. Más allá de ser un token de reserva de valor, también podrá usarse dentro de la plataforma, por ejemplo para comprar espacios promocionados o adquirir contenidos.

¿Cómo se gestiona el contenido que es inapropiado o que no sigue con las normas de uso de la red?

El protocolo incorpora un complejo sistema de reputación llamado BUZZ. Este sistema otorga una puntuación a cada cuenta de usuario según la calidad de su actividad. Algunos elementos que mejoran la reputación son los likes que recibe de otros usuarios con buena reputación, de los seguidores que tiene o del nivel de recompensas que va recibiendo, entre otros indicadores de la red.


Principalmente, si la comunidad ve que algunos contenidos son inapropiados, infringen algún delito de propiedad intelectual o similar, puede reportar el contenido. Cuando un contenido tiene un nivel de BUZZ bajo y es denunciado por un usuario con un nivel mayor de BUZZ hace que esa publicación le baje la recompensa que pueda llegar a recibir por esa publicación. Al mismo tiempo, las denuncias de contenido realizadas por usuarios con un buen nivel de BUZZ hacen que los usuarios denunciados bajen su nivel de BUZZ. En Creary, si un usuario tiene un nivel muy bajo (fruto de la cantidad de denuncias acumuladas), deja de mostrar su contenido en la plataforma. De este modo, los usuarios que tienen más intereses en la red se preocuparán de vigilar que los contenidos inapropiados no tengan visibilidad en la plataforma.

¿Cómo se fomenta la aparición de testigos de la red?


Los testigos ganan el 15% de las recompensas emitidas por la red anualmente. Esto ya es un gran incentivo para querer ser testigo en la red. A modo de crowdfunding, los testigos también pueden pedir el voto de la comunidad para poder financiar algún desarrollo que tenga un retorno colectivo. Por ejemplo, una dApp o cualquier iniciativa o herramienta de código abierto que aporte una mejora al ecosistema de CREA. Para ello, es conveniente aportar un link a un post donde se explique el proyecto para que la comunidad pueda valorar la iniciativa antes de votar por el testigo que la promueve. Este método fomenta la creación continua y colectiva de la comunidad.

¿Cuáles son los planes para abrir Crea al desarrollo de dApps y con qué herramientas?

Existe una API para desarrolladores o emprendedores que quieran crear una dApp o herramienta conectada al protocolo Crea Network. Al mismo tiempo, se está trabajando en un desarrollo que permitirá a los desarrolladores emitir sus propios tokens para sus dApps y que estén conectados al sistema de recompensas de la red. 

¿Qué os diferencia frente a competidores de portafolios, como Behance o Dribbble, y otras webs de registro y venta de obras con blockchain, como SuperRare o KnownOrigin?


La diferencia principal con plataformas como Behance o Dribbble es que éstas son centralizadas y no operan con tecnologías distribuidas. No aportan ningún tipo certificación blockchain de registro de autoría, los usuarios no tienen control de sus claves y datos y tampoco incorporan ningún tipo de marketplace de venta de contenidos ni en monedas fiat ni en criptomonedas. Creary es un salto tecnológico en relación a lo que aportan estas redes sociales 2.0.


Por otro lado, SuperRare o KnownOrigin son plataformas basadas en tokens ERC-721, conectados a la red de ETH. Esto quiere decir que son tokens no fungibles o indivisibles. Esto va muy bien para crear coleccionables tipo CryptoKitties, dirigidos a un público de coleccionistas digitales. Los tokens en CREA son líquidos y se usan como adquisición de poder en la red o como moneda que te permite comprar contenidos. En la red de CREA también se podrán añadir este tipo de tokens por si alguien quiere crear una edición limitada de su obra. En SuperRare o KnownOrigin los usuarios sólo ganan tokens si alguien compra su trabajo, son básicamente mercados de tokens ERC-721. En Creary.net, aparte de poder comprar contenidos, existe una compleja red social con un sistema de emisión de recompensas diarias donde los usuarios ganan tokens constantemente si sus contenidos tienen muchas interacciones y likes.


Por último, ¿qué retos enfrenta el proyecto a medio y largo plazo? ¿Podéis darnos alguna exclusiva para Ágora? 

A corto plazo la intención es cumplir con nuestro roadmappara este 2019. A medio plazo, el objetivo es conseguir que Creary se convierta en un referente para todos los creativos multimedia que den el salto a las tecnologías distribuidas. Otro objetivo importante es hacer crecer el abanico de herramientas y dApps conectadas a Crea Network.


Las bases ya están puestas, ahora es cuestión de tiempo que se empiecen a desarrollar otras plataformas especializadas en música, podcast, stock market, ebooks, blogs, magazines y todos aquellos formatos necesarios para conseguir la gran migración del sector creativo a las tecnologías distribuidas.

Descubre este y otros interesantes artículos sobre cultura blockchain y descentralización en ÁGORA Magazine: