Por Sergio García Gómez.

Todos hemos visto estos últimos meses noticias sobre startups e ICOs que se han convertido en estafas o, como decimos en este mundillo, scams. No es algo que sea exclusivo del sector tecnológico, pero sí vemos que es lo que más está afectando a la credibilidad de otros proyectos que sí que están ofreciendo y construyendo propuestas para mejorar el mundo.

Si queremos adopción en el entorno de las criptomonedas, necesitamos buenas marcas que se fundamenten en pilares sólidos y estables para conseguir una adopción por parte del público general.

Esto es algo que he sufrido personalmente y hace que te replantees muchas cosas. Una experiencia de aprendizaje que hay que mirar por el lado positivo, para seguir mejorando y trabajando realmente con las personas que sí apuestan por los valores mencionados.

En esta ocasión, queremos reinterpretar un gran manifiesto que confeccionó uno de los grandes creativos del siglo pasado y cuyo trabajo, según Braun, ha servido de inspiración para otras marcas relevantes como Apple. Hablamos del diseñador industrial alemán Dieter Rams. Con su trabajo y su visión ha sido parte fundamental del éxito de productos tecnológicos enfocados al uso y experiencia en las personas, lo que ahora llaman «human centered».

Además de suponer oportunidades perdidas, se trata de ideas interesantes que se evaporan. Estas iniciativas deben formarse a través de valores y atributos como la transparencia, la ética y la honestidad. Pero es aquí donde entran las malas praxis de los fundadores y socios, en ocasiones engañando a sus propios equipos y, en consecuencia, a sus proveedores e inversores.

*BASADO EN EL DECÁLOGO DEL BUEN DISEÑO DE DIETER RAMS

1. «La buena marca es innovadora»

Porque las ideas no son nada si no replantean o tratan de solucionar un problema. ¿Qué es la innovación? Es la mejora constante de productos y servicios, porque si la sociedad cambia, también deben adaptarse las compañías a estos nuevos comportamientos.

Si hablamos de innovación, no tenemos por qué mencionar una empresa tech. Un gran ejemplo de innovación es Nike, siempre reinventándose y adaptándose a los nuevos tiempos.

2. «La buena marca hace un producto útil»

¿Qué es la utilidad sino algo fundamental para que un proyecto salga adelante? Si tu marca no tiene un uso y una aplicación, tendrá sus días contados. De nada sirve la mejor estrategia de marketing, ni la mejor comunicación. Vale, podrá ser una moda pasajera y podrás vender al principio, pero al final acabará desapareciendo.

Una marca que ha tratado de posicionarse desde la utilidad es Google, siempre ofreciendo soluciones prácticas a los usuarios.

3. «La buena marca es estética»

Vivimos en un mundo visual, donde los sentidos nos ayudana decidir y a comprar. Esas decisiones son puramente emocionales. Nos gusta llevar puesto aquello que nos hace sentirnos cómodos con nosotros mismos, lo que nos identifica y nos ayuda a expresarnos.

Si digo Ferrari, nuestra imaginación comienza a volar a través de una serpenteante carretera sobre un súper deportivo rojo. Un «Lambo» es un sueño, un «Cavallino rampante» es mucho más.

4. «La buena marca es discreta»

Dicen que lo importante es hacer ruido, sea bueno o malo. Que es importante estar en la mente de los demás aunque sea de manera negativa. ¿Pero de verdad acabamos amando aquellas marcas que nos lo han hecho pasar mal? La discreción es una buena forma de ganarse una buena reputación confirmada en el tiempo. Una relación a largo plazo.

Un buen referente en cuanto al minimalismo y la sutileza podría ser Muji, una buena forma de crear marca sin pegar gritos.

5. «La buena marca un producto comprensible»

Si no sabes explicarlo en una frase es que no sabes realmente lo que vendes. La complejidad puede llamar la atención, pero es la sencillez lo que hará que triunfes. Porque focalizar en cada aspecto y cada variable optando por aquello que espera el público es la mejor estrategia para poder conquistarlo.

Marcas comprensibles como la empresa de telecomunicaciones O2 son aquellas que te hacen la vida más fácil. Te dicen las cosas claras, por delante y sin letra pequeña.

6. «La buena marca es honesta»

Ser transparente y mostrar las cosas como son. Abrirte al mundo y trabajar a través de la sinceridad. Que difícil es y cuantos buenos resultados ofrece crear a través de las buenas prácticas. El poder corrompe, pero si quieres tener éxito, la honestidad debe ir siempre por delante.

Imposible olvidar la propuesta de Patagonia: pedir a sus consumidores no comprar masivamente su ropa, sino reutilizarla y arreglarla si fuera preciso.

7. «La buena marca es duradera»

Atemporalidad, divino tesoro. Posicionarte por encima de modas y tendencias, ser tú mismo tu propio referente, está al alcance de muy pocos. Llevar años pensando y manteniendo un mismo producto puede ser aburrido en algunos aspectos, pero no hace falta cambiar tu propia identidad para transmitir tus valores de generación en generación.

Coca-Cola no ha modificado su logotipo durante más de cien años, ni falta que le ha hecho.

8. «La buena marca es minuciosa hasta el último detalle»

Pensar en las personas, en sus hábitos, sus necesidades, sus frustraciones. Salir ahí fuera, escucharlas y motivarlas para que propongan sus ideas. Si un proyecto necesita encontrar el foco, solamente debe preguntar a su público. Tarde o temprano dará con la tecla y podrá cumplir sus objetivos.

Desde que piensas en ir, hasta que llegas a casa para montarlo, Ikea es el especialista en desgranar cada uno de los procesos que seguimos a la hora de consumir un producto.

9. «La buena marca es sostenible»

Respetar lo que le rodea y ayudar a causar el mínimo impacto negativo. Ser consecuente con el medio ambiente, pero además tratar de mejorar la sociedad. Es posible que no consigas beneficios directos, pero estarás haciendo una labor que no tiene precio. Estarás pensando realmente en el futuro, en tus hijos y en los hijos de los demás.

10. «La buena marca es diseño en su mínima expresión»

La propuesta de Lush muestra que otro tipo de cosmética es posible: la sostenibilidad como eje de su negocio.

Todo lo que pienses y hagas es diseño de alguna manera. Diseñas tu comunicación, diseñas tus procesos y diseñas tus servicios. Desde la caja o la etiqueta de tu producto, hasta tu despedida en un e-mail. No pierdas la oportunidad de mostrar tu cultura de marca en cada uno de los puntos de contacto.


Para concluir, una marca que ha hecho de esta premisa su forma y función de ser. Braun marcó el camino de pensar y mostrar el diseño en cada componente de manera sublime.

Si has llegado hasta aquí y todavía no sabes muy bien porque este artículo se encuentra en una revista sobre blockchain y descentralización es porque nos encontramos en una etapa temprana de la construcción de grandes marcas blockchain.

Si los proyectos que están surgiendo no son conscientes de la importancia de crear desde el interior hacia el exterior no tendrán ninguna oportunidad de llegar al gran público. Y sus ideas no servirán para seguir adelante, porque llegarán los de siempre con el martillo y los absorberán, copiarán o mejoraran cualquier iniciativa. Porque ya lo están haciendo.

Las buenas marcas entorno al mundo blockchain están todavía por crearse y desarrollarse. Algunas van en cabeza y están haciendo las cosas bastante bien. Son pocas, pero lo tienen claro. Otras en cambio directamente optan por la rapidez y aprovechar el momento. El tiempo, buen consejero, pondrá a cada una en su lugar.

Ya lo dicen muchos, no es una época de cambios, es un cambio de época. Un momento ídoneo para crear, para modificar y reinventar lo establecido. Pero si de verdad un proyecto quiere ser relevante no se puede dejar llevar por lo que hacen los demás, por copiar o por adaptar productos de otros lugares. Tienen que ir más allá, salir ahi fuera y ver lo que realmente están buscando las personas.

Soluciones de hoy para mejorar el mañana.


«No puedes entender el buen diseño si no comprendes a la gente; el diseño está hecho para las personas»
DIETER RAMS


Descubre este y otros interesantes artículos sobre cultura blockchain y descentralización en ÁGORA Magazine:

https://agorachain.org/project/agora-magazine-9/