ÁGORA se basa en las redes, en la posibilidad de cooperar entre personas y organizaciones con el fin de compartir el conocimiento sobre Blockchain de una forma descentralizada y colaborativa.

Es por ello por lo que el equipo de ÁGORA no solo se ha centrado en la creación de una revista donde articulistas y lectores debaten sobre esta tecnología, sino que quiere ir mucho más allá, ayudando a construir una gran red nacional (y ojalá que internacional) donde sumemos entre todos.

Y al final es de lo que trata Blockchain: de la “coopetición”, de una nueva relación entre individuos y organizaciones donde una sola tecnología consigue reunir a su alrededor a multitud de empresas que hasta ahora eran competidoras pero que ahora trabajan de la mano con el fin de conseguir desarrollarla tecnológicamente y resolver los puntos críticos que todavía quedan pendientes.

En nuestro país (y de forma cada vez más reconocida internacionalmente) tenemos la suerte de contar con ALASTRIA, un consorcio multisectorial con influencia en Europa que reúne a grandes empresas y PYMES que pretende llevar esta tecnología hasta el último nivel.

Estrechamente relacionado, ya que facilita el acceso a la red DLT creada por Alastria, encontramos a BLOCKCHERS, un proyecto cuyo principal objetivo es facilitar que la tecnología Blockchain llegue a las PYMES tradicionales de Europa expandiendo su modelo de negocio y facilitando la colaboración con otras empresas.

Todo el equipo de ÀGORA tenemos el enorme privilegio de poder informar a toda nuestra comunidad que contamos con dos acuerdos de colaboración con estas dos importantes iniciativas.

  • Por un lado, ÁGORA ha pasado a formar parte de los socios de Alastria, buscando además posibilidades de colaboración en todo aquello que ayude a divulgar esta tecnología a todos los niveles.
  • Con respecto a BLOCKCHERS, el equipo de ÁGORA colaborará con esta iniciativa explorando diferentes propuestas de acciones y actividades para crear comunidad y fomentar el uso de las DLTs.

Desde este comunicado, queremos dar las gracias a todas las iniciativas que poseen e incentivan este espíritu abierto y colaborador que tanto se necesita en estos momentos, donde la tecnología carece de madurez en algunas de sus características y, además, aprovechamos para decir a toda la comunidad que estamos esperando conseguir más colaboraciones y que seguimos trabajando para crear una comunidad de comunidades, una plaza donde se divulgue la tecnología, la razón por la que nació ÁGORA y por la que sigue existiendo.