¿Por qué continúa subiendo el precio de la luz, cuando cada vez resultan más baratas y eficientes las energías renovables? Veamos cómo blockchain puede ayudarnos a gestionar de manera colectiva el autoconsumo eléctrico para cambiar las reglas del juego.

Si tu vivienda dispone de placas solares o aerogeneradores, seguramente habrás reparado en que muchos días, en realidad, produces más energía de la que utilizas. ¿Te imaginas poder vender ese excedente a tus vecinos en tiempo real, y que ellos a su vez puedan transferirte a ti la suya cuando más la necesites? Con ese objetivo nace Pylon Network, una iniciativa de la startup española Klenergy para desintermediar el mercado de la electricidad.

«Si queremos abordar el problema global del cambio climático, no hay lugar para la competición —se requiere COOPERACIÓN— entre todos los actores del sector energético y para ello hace falta una herramienta que permita una comunicación fiable y transparente entre todos estos actores (característica que ofrece blockchain), generando la confianza y seguridad que se necesita para una correcta cooperación. Y esa herramienta es Pylon Network».

Pylon Network

Blockchain y autoconsumo energético

Por ello, Pylon constituye una plataforma de código abierto donde comprar y vender energía directamente entre los usuarios. De este modo, se elimina la necesidad de servicios centralizados o contratos abusivos. Se trata de una herramienta de cooperación que resulta útil para todos los actores del sector de la energía. Así, se benefician tanto los consumidores como los prosumidores y productores, quienes pasan a formar parte de la transición energética.

Gracias a la transparencia e inmutabilidad que nos aporta la tecnología blockchain, podemos seguir el rastro de la electricidad y pagarla al instante en un entorno descentralizado, permitiendo el ahorro de costes y la optimización de nuestros sistemas energéticos. Así, se pueden crear comunidades colectivas de autoconsumo eléctrico, frente a la actual centralización de los datos, que crea numerosas ineficiencias en la red.

Pylon ofrece un portal neutral y común para administrar, registrar y certificar todos los flujos de datos de energía. La interoperabilidad y simplicidad de los intercambios permite reducir la fricción, al tiempo que garantiza la seguridad de los datos y la privacidad de los usuarios. Como reconoce la propia empresa, «la misión de Pylon Network es convertirse en un catalizador para el despliegue de servicios personalizados para consumidores finales y comunidades de energía».

Neutralidad de datos y blockchain

La idea consiste en solventar las ineficiencias que rodean a los procesos actuales de intercambio de datos, al mantener la dependencia de terceros. Para ello, el Neutral Data Hub de Pylon aporta «velocidad, simplicidad, interoperabilidad, transparencia, seguridad y privacidad», favoreciendo de este modo la transición hacia nuevos modelos horizontales de gestión energética.

Pylon Network autoconsumo blockchain
Esquema de funcionamiento del Neutral Data Hub de Pylon Network.

Por último, como asegura su documento técnico, hablamos de «una base de datos neutral basada en tecnología blockchain donde se almacenan los datos de consumo y producción de los usuarios del mercado energético y le permite decidir a éstos con quién quiere compartirlos, participando activamente en el mercado».

«Con Pylon Network se consigue una neutralidad total, habilitando la libre competencia del mercado energético. Ahora es el propio consumidor/productor/ prosumidor el que, con una herramienta fácil, decide qué hacer con su información privada, pudiendo elegir a qué tercera parte —comercializadora o ESCO— cederle sus datos y que éstas le devuelvan servicios digitales, ayudando a los consumidores a ahorrar en su factura».

Pylon Network

Autoconsumo colectivo

En una reciente entrevista para el diario The Daily Chain, Markos Romanos, CCO de la empresa, aseguraba que su intención de futuro es crecer. Y añadía: «Pylon Network nos ha llevado a la vanguardia de la transición energética, a través de nuestra curiosidad por la innovación, el enfoque en el crecimiento y la reinvención de nosotros mismos».

«Nuestro principal objetivo para el próximo año será la implementación de Pylon Network como un centro de datos de energía neutral en más y más proyectos de autoconsumo colectivo. Con los resultados y las lecciones aprendidas de nuestros pilotos en el autoconsumo colectivo estamos ganando importantes conocimientos sobre el potencial exacto y el valor específico que podemos ofrecer a este mercado recién abierto».

Markos Romanos

En definitiva, ante los problemas que vienen arrastrando los viejos modelos centralizados, la solución pasa por gestionar con blockchain el autoconsumo energético colectivo. Y, desde hace tiempo, el planeta lo pide a gritos. Gestionar la energía con eficiencia constituirá la única salida para garantizar un futuro sostenible y respetuoso con el medio ambiente. ¿Cuál es el mundo que queremos dejar como herencia a nuestros hijos?