Por Fran Renzi

El 29 y 30 de enero de este año tuvo lugar la primera conferencia dedicada a la comunidad de Aragon. Durante esos dos días, más de 500 participantes de todo el mundo se juntaron en el Bolle Festsäle en Berlín para compartir, discutir y dar forma al futuro de la Aragon Network. 

Para quien todavía no lo conozca, Aragon es un proyecto que se dedica al desarrollo de una plataforma para la creación y gestión de organizaciones autónomas descentralizadas (conocidas como DAO, por sus siglas en inglés). Esta plataforma utiliza los smart contracts de Ethereum para permitir a grupos de personas organizarse sin necesariamente conocer o confiar en los otros participantes, decidiendo las vertientes de trabajo y gestionando los fondos de la organización a través de un sistema interno de gobernanza.

Entre los temas abarcados por la conferencia destacan la siempre preocupante (falta de) escalabilidad de la red de Ethereum, la identidad descentralizada, el desarrollo de aplicaciones basadas en la plataforma AragonOS, nuevos modelos de gobernanza para DAOs y varias charlas sobre la usabilidad de las dApps. Entre los sistemas de coordinación y de votaciones se presentaron Continuous Organizations, Futarchy, Range Voting y Democracia con Identidad Descentralizada.

A día de hoy, la única forma de gobernanza implementada nativamente en la plataforma de Aragon es una democracia basada en un sistema de «un token, un voto». Muchas otras aplicaciones aún están siendo desarrolladas, y podrán ser instaladas en AragonOS, gracias a un App Center interno de la plataforma, que será lanzado en la próxima versión de Aragon, la 0.7, junto con la versión para móviles.

Hay muchos desarrolladores trabajando en varios aspectos de la plataforma, incluida la usabilidad, la seguridad, y una gran variedad de aplicaciones de gobernanza y gestión de fondos. Algunos de ellos forman parte de Aragon One, el equipo de los fundadores. Otros han pedido fondos para desarrollar independientemente a través del sistema de becas AragonNest, que tiene un presupuesto de 500.000 dólares para 2019.

El ecosistema de Aragon realmente ha crecido y evolucionado desde 2017, cuando lanzó su ICO de 25 millones de dólares. Actualmente, los fundadores de Aragon (Luis Cuende y Jorge Izquierdo) están trabajando en descentralizar la organización, dando siempre más poder a la comunidad de poseedores de tokens ANT. Con el fin de lograr dicha descentralización, el pasado 24 de enero tuvo lugar la primera votación totalmente descentralizada dentro de la plataforma de Aragon. A través de ese sistema, se asignaron inmediatamente un total de más de 6.000.000 de dólares a dos equipos de desarrollo, Aragon Oney Autark, dos fondos de desarrollo de la comunidad, NestFund y Community Fund, una auditoría de seguridad del código, y para el presupuesto 2019 de la Aragon Association.

Es bastante notable que se asigne esa cantidad de recursos basándose en un sistema de votación anónima por blockchain,y la energía que se respiraba en la conferencia era increíble. Aragon tiene la ambición de crear la primera jurisdicción digital, es decir, un espacio compartido de normas donde los participantes pueden resolver sus disputas en el tribunal interno, generando así cierta confianza y favoreciendo el intercambio y el crecimiento económico de las mismas DAOsque componen la Aragon Network. 

Mientras el objetivo puede parecer ambicioso, e incluso extravagante, por los que asistimos a la conferencia parece evidente que los equipos que trabajan en Aragon son capaces de entregar lo que se plantean. Como bien dijo el CEO de Aragon One, Jorge Izquierdo, Aragon tiene una cantidad de recursos considerable, no tienen inversores de capital riesgo ni nadie que les presione a vender lo que desarrollan. Lo únicoque les interesa es realizar el Manifiesto de Aragon, creando herramientas de software de código abierto que sirvan comoinstrumentos de libertad.

Aragon se plantea ser la plataforma de referencia para todo aquél que quiera crear una organización, con el objetivo a largo plazo de abastecer todas las necesidades a través de herramientas y servicios actualmente ofrecidos por los Estados. Para ello, lo más importante es quizás el lanzamiento de la Aragon Court, el sistema de resolución de disputas online, que está previsto para la versión 1.0 de Aragon, a finales de 2019. 

Las DAOs son realmente una herramienta increíble para hacer negocios en el mundo crypto, ya que permiten la coordinación de equipos anónimos de trabajadores e inversores en un contexto donde los smart contracts y la blockchain garantizan la fiabilidad y trazabilidad de todas las decisiones y transacciones.

Si quieres ser pionero en este espacio, y estás interesado en crear una DAO en Aragon para gestionar tu empresa, asociación u organización descentralizada, puedes hacerlo por un coste aproximado de sólo 5 € en ether. Una vez creada la organización, puedes empezar inmediatamente a distribuir participaciones (en forma de tokens de gobernanza), y aceptar pagos de terceros.

Además de la plataforma de Aragon, que va por fin cogiendo forma, otros proyectos están este año relanzando el concepto de DAO, por fin rehabilitado después del fracaso de «TheDAO» en 2016. DxDao es un proyecto DAO de GnosisPM, que distribuirá participaciones entre febrero y abril de 2019, con el objetivo de ser el único administrador autorizado de una casa de cambio descentralizada, DutchX. Su fundador,  Martin Köppelmann, ha declarado que «hay un 1% de posibilidad de que en diez años DxDAO sea la organización más grande del mundo». MolochDAO es un proyecto muy interesante impulsado por Ameen Soleimani, que se lanzará a mediados de febrero de 2019 con la intención de crear un fondo para financiar equipos de desarrollo que trabajen en escalabilidad para la red de Ethereum. En ambos casos, el lanzamiento es inminente, y la ambición de sus promotores desenfrenada. 

Entre los que lanzarán empresas gestionadas por AragonOS, y los que quieren DAOs para gestionar proyectos infraestructurales para Ethereum, está claro que el 2019 será un año muy importante para las organizaciones descentralizadas.

Descubre este y otros interesantes artículos sobre cultura blockchain y descentralización en ÁGORA Magazine: