El magazine de AgoraChain no detiene sus pasos. En esta ocasión, volvemos con una nueva edición, y van siete, de nuestra excelente revista, esta vez bajo el tema principal del funcionamiento y las aplicaciones de la blockchain.

Mientras edificamos el futuro de AgoraChain, estructurándolo para que todos puedan colaborar y decidir, esperamos que disfrutéis de esta remesa de artículos que os aportarán nuevos puntos de vista sobre esta tecnología puntera que está cambiando el mundo.

Séptima entrega de AgoraChain

En esta séptima edición de la revista colaboran con nosotros Paula Pascual, Francisco Bellido, Igor Domsac, José Felip Daras, Miguel Sánchez, Pedro Serrano, Ismael Santiago, Antonio Sánchez, 7de9, Edgar Sánchez, Luis Meijueiro, Jorge de los Reyes, Álvaro Cobarro y Alberto García.

Las excelentes entrevistas de proyectos serán esta vez con David Alija, de Pool0x y Gerry Drobits, de Pundi X.

Que disfrutéis de la edición, y si os ha gustado, ¡no dudéis en difundirla entre vuestros contactos!

Links:
MEGA
DRIVE
DIRECTA
PREVISUALIZACIÓN

Extracto

A continuación, un extracto de la sección «Participa», por Igor Domsac:

«Ya decía Confucio, quinientos años antes de Cristo, que «gobernar es rectificar». Y rectificar, según la Real Academia de la Lengua, en su quinta acepción, significa «corregir las imperfecciones, errores o defectos de algo ya hecho». Pues bien, ha llegado la hora de actualizar el sistema operativo de nuestras sociedades, gobernadas por grupos de individuos que se apoltronan en el poder para su propio beneficio. Y la descentralización, al menos, promete repartir el poder entre todos los organismos. ¿Será eso funcional para el sistema? Aún es pronto para poder decidirlo.

De momento, estamos empezando a darnos cuenta de que su implementación, en la práctica, no resulta tan sencilla como algunos lenguaraces nos la pintan. Muchos intereses comerciales pero, en el fondo, encontramos poca chicha. No hay más que analizar el caso de EOS, que ha reinventado el gobierno, pues 21 productores de bloques tienen el poder de congelar la totalidad de los activos que se hayan visto comprometidos. ¿Se puede considerar a eso una cadena de bloques sin permiso? ¿Se le puede denominar red de nodos distribuidos? Sinceramente, hablar de descentralización en estos casos no tiene mucho sentido. Y, sin embargo, intuimos que por ahí van a ir los tiros, y que ese constituye en realidad el adecuado camino. Y, si es así, ¿por qué nos cuesta tanto seguirlo?».

Igor Domsac