Desde el equipo de ÁGORA, lamentamos comunicar que finalmente se ha decidido no editar la siguiente edición de la revista. Tras la marcha del último coordinador, y en vista de que hasta la fecha no hemos conseguido sacar rentabilidad al proyecto, ha llegado la hora de detener las máquinas, recapitular y replantear la estructura organizativa. Mientras se recompone el equipo, hemos decidido publicar en el blog los artículos presentados para el próximo número. En consecuencia, pedimos disculpas a nuestros colaboradores, que cumplieron puntualmente con los plazos de entrega. Si os parece bien, en breve iremos publicando uno a uno en la web vuestros artículos. Una posibilidad que estamos estudiando sería la edición de un número especial de coleccionista a finales de año con las mejores entradas publicadas en el blog, pero de momento no podemos asegurarlo.

En palabras de Sergio, nuevo presidente de la asociación tras la partida de Esteve, «hemos probado con un producto de calidad y físico para un nicho y quizás todavía no era el momento. Pero lo importante es no morir por el camino y continuar hasta que llegue ese momento. Para eso tenemos que sentar bien las bases. Encontrar las piezas que nos faltan para poder ser un proyecto rentable o viable. Hace algo más de un año planteábamos unas preguntas para mejorar. Quizás es el momento de volver a testear nuestras ideas. Igual es el momento de replantear nuestra web, y fortalecer las colaboraciones actuales».

Así pues, replegamos momentáneamente las velas para reconstruir la embarcación, mientras decidimos cuál será nuestro próximo rumbo. Desde aquí, queremos agradecer a todos los que de un modo u otro han colaborado con esta fascinante aventura. Por nuestra parte, ha sido un placer poder aportar nuestro granito de arena en la difusión de información relacionada con una tecnología que sin lugar a dudas transformará profundamente nuestras vidas. Desde la retaguardia, seguiremos atentos al discurrir de los acontecimientos. Para cualquier duda, consulta o sugerencia, por aquí andamos. ¡Salud y blockchain!

El equipo de ÁGORA